Habrá cámaras de reconocimiento facial (biométricos) para evitar engorrosas filas en migración.

Recibir notificaciones a tu celular cuando el vuelo está atrasado, documentar por ti mismo el equipaje, conocer las ofertas de tus tiendas favoritas y hasta usar el reconocimiento facial en lugar del pasaporte o pase de abordar, son algunas de las características que tendrán los “aeropuertos inteligentes”, y México puede beneficiarse de esta modernización.

Actualmente se prevé que el sector aeroportuario en el país crecerá, en términos de pasajeros, cerca de 8.5 por ciento promedio anual, gracias a que las aerolíneas están renovando su flota de aviones, los grupos están construyendo terminales nuevas o mejorando las ya existentes y, sobre todo, se tiene el proyecto del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México.

“Hay una confianza en el crecimiento de esta industria y, afortunadamente, también hay una gran apertura del mercado mexicano de entender las nuevas tecnologías y adoptar las tendencias”, aseguró el encargado de la división de ventas de SITA en el país, Miguel Lei.

Indicó que los pasajeros en México ya se ven beneficiados por el uso de tecnologías. Por ejemplo, algunas aerolíneas ya han integrado sistemas de documentación de pasajeros más eficiente con la instalación de quioscos o el desarrollo de aplicaciones.
Esto último es importante, porque Lei estima que 80 por ciento de los ingresos de las aerolíneas de bajo costo provienen de las transacciones hechas con equipos móviles.

La evolución

Sin embargo, el impacto para el usuario puede ser mayor y SITA, al igual que otras empresas que ofrecen soluciones tecnológicas a aerolíneas y aeropuertos, está preparando algunas soluciones que parecerían sacadas de la ciencia ficción. El más relevante es el uso de la biometría, una opción para incrementar la seguridad en los aeropuertos y combatir al terrorismo.

Lei comentó que ya se tiene la prueba en un aeropuerto para que los pasajeros, en lugar de utilizar su pasaporte o pase de abordar, utilicen su rostro para identificarse, es decir, reconocimiento facial.

Esto no sólo sirve para evitar trámites “engorrosos” como la presentación de documentos, también evita la falsificación de identidad y detecta posibles peligros.

A esto se añade el uso de beacons, que son pequeños sensores para detectar a las personas y enviar a sus teléfonos inteligentes información que para ellos es relevante. Por ejemplo, ofertas en comercios, alertas sobre el tiempo que tardará en llegar a su sala de espera y hasta permitir que las autoridades encuentren a pasajeros a punto de perder su vuelo.

La nueva terminal

Lei confió en que el nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México puede nacer como una instalación inteligente, es decir, aprovechando la tecnología descrita.

“Tenemos un equipo dedicado a atender el ecosistema del nuevo aeropuerto y estamos hablando con todos los jugadores para proponerles soluciones integrales desde un inicio”, reveló.

Además consideró que esas soluciones pueden ayudar a resolver cualquier problema que se presente, aumentar los ingresos, hacer más eficiente la operación y brindar una experiencia única.

Esto es importante, si se considera que es uno de los proyectos grandes del mundo.

Soluciones para un aeropuerto Smart:
• Uso de tablets por parte de la tripulación y encargados de logística.
• Quioscos para documentación o check-in.
• Autoservicio para el depósito del equipaje.
• Uso de biométricos para reconocimiento del pasajero.
• Información audiovisual, es decir, nuevos tipos de pantalla que desplieguen información.

Fuente: www.excelsior.com.mx

Compartelo!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Show Buttons
Hide Buttons
¡Llamar un Asesor!