Actualmente la internet forma parte habitual de nuestra rutina de vida, cada mañana me levanto, reviso el teléfono celular en busca de algún mail importante, escucho música mientras tomo una ducha, me visto, enciendo la televisión, reproduzco algún video en YouTube para distraer la mente mientras tomo un desayuno, activo la alarma de seguridad del departamento, salgo a la calle, coordino mi agenda por Whatsapp de camino a la oficina,y  al llegar enciendo mi computadora y me quedo inmerso allí por las siguientes ocho horas. Indudablemente la internet está presente en nuestra realidad, pero aun haciendo uso regular de ésta ¿estamos preparados para proteger nuestras conexiones a la red?

Aunque lo que mencioné anteriormente podría describir a grandes rasgos un día de mi rutina, en ninguna parte se evidenció esfuerzo o acción alguna encaminadas a proteger mis redes inalámbricas; no hay un solo día en que no haga uso de internet y sé que de seguro a muchos les ocurre igual, y por supuesto no es para menos, esta red ha resultado sumamente funcional gracias a las múltiples posibilidades que ofrece en lo que a hiperconectividad se refiere.

Entonces, si hacemos uso recurrente de internet, ¿por qué no optimizar su funcionamiento y seguridad?

A continuación veremos cinco tips básicos que nos permitirían hacer de nuestra navegación por la web una dinámica segura:

  1. Instala y asegura tu router o módem: Lograr una instalación óptima a internet podría permitirte mejorar la protección de tu navegabilidad, ésto lo puedes hacer utilizando opciones de seguridad como WPA o WPA2 y cambiando el nombre que por defecto trae el dispositivo de conexión a internet; además deberás buscar una contraseña que no pueda ser descifrada con facilidad y así evitarás que otras personas puedan acceder a tu red o a tu información personal.
  1. Lee atentamente condiciones y términos de los portales a los que accedes: Es común que cuando aparece el botón “acepto los términos y condiciones” sin detenernos a pensarlo mucho hagamos click, sin siquiera revisar qué estamos aceptando; vale la pena leer con detenimiento las posibilidades y restricciones que ofrecen los portales a los cuales nos vinculamos, así evitaremos inconvenientes y lograremos conocer mejor cómo nos movilizamos por la web.
  1. Elige contraseñas adecuadas: Tus cuentas de correo y redes aunque no lo creas, pueden llegar a ser blanco de los hackers, no se trata de si eres un personaje importante o no, sino de que siempre puede haber alguien buscando entretenimiento en el ingreso a los sistemas e información ajenos; en caso de no proteger tus cuentas de manera adecuada podrías llegar a ser víctima de esto, es importante que utilices contraseñas seguras.
  1. No proporciones tus datos personales: Debes ser muy selectivo a la hora de elegir la información que proporcionas, no sólo en redes sociales sino en portales de compras, cerciórate siempre de que sean sitios confiables y seguros.
  1. Se cuidadoso con lo que descargas: Elige minuciosamente los contenidos que descargas de internet, así evitaras que tu sistema se vea infectado y vulnerable a ataques cibernéticos.

Éstas son solo algunas de las medidas que puedes tomar para que tu navegación en la web se haga más segura y óptima, pero recuerda que siempre puedes descubrir nuevas opciones para mejorar, siendo internet un insumo de uso común vale la pena hacer de éste una herramienta eficiente.

Compartelo!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Show Buttons
Hide Buttons
¡Llamar un Asesor!