Durante los últimos años, la creciente cantidad de dispositivos tecnológicos que se adentran en el mercado a diario no deja de sorprendernos, mostrándonos nuevas facetas de desarrollo y que logran cambiar de manera contundente nuestras percepciones e interacciones con los entornos; la tecnología ha logrado llevarnos a dispositivos que parecían inimaginables, aún cuando el espacio aéreo parecía uno de los último lugares en los que notaríamos el impacto tecnológico, nos encontramos con la aparición y desarrollo de los drones.

Un drone, se caracteriza por ser un vehículo aéreo no tripulado, éste es capaz de mantener un nivel de vuelo sostenido, estable y propulsado por un motor de reacción o de expulsión. Este nuevo insumo, se ha convertido en un aliado fundamental de los sistemas de seguridad ya que su origen se dio con fines militares; los drones fueron creados a finales de la primera guerra mundial y utilizados durante la segunda y actualmente tras la implementación de diversas mejoras realizan un aporte importante a la vigilancia aunque desde luego con una serie de requisitos para su funcionamiento.

Dependiendo de su autonomía, tamaño y la cantidad de carga que logran transportar, los drones se clasifican en tres grupos: micro y minidrones, tácticos y estratégicos. Actualmente mediante las conexiones a internet, ha podido lograrse que muchos drones, especialmente los utilizados con fines recreativos, se sincronicen con sistemas operativos de Android, Ios o Windows, permitiendo que los usuarios al instante puedan recibir la información de vídeo y audio captada por éstos.

Con relación a la seguridad, existen actualmente drones equipados con cámaras, que permiten la realización de registros de video aéreos en alta definición e incluso en ocasiones con cámaras infrarojas, sensores térmicos y/o GPS. Este tipo de dispositivos facilitan misiones de vigilancia en espacios de difícil acceso, como el caso de fronteras o zonas con restricciones. También se destaca su funcionamiento en situaciones en las que el envío de personas puede ser riesgoso para realizar inspecciones, casos de emisiones tóxicas o radiación, gracias a que permitirían tomar muestras y evaluar situaciones salvaguardando siempre la vida de las personas.

Una fase muy importante de la seguridad no sólo se remite a los entornos, sino también a quienes interactúan con ellos, por eso, es de gran importancia que logren desarrollarse dispositivos tecnológicos como éstos, ya que permitirían que se lleven a cabo estrategias de seguridad más eficaces, que se encarguen no sólo de la vigilancia sino también de proteger la vida humana lo mejor posible. El uso de video en la vigilancia sin lugar a dudas resulta importante, por ello vale la pena que el hombre siga haciendo los mejores esfuerzos para mejorar y optimizar su funcionamiento.

Compartelo!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Show Buttons
Hide Buttons
¡Llamar un Asesor!